¿Demasiado inteligente para ser feliz?

La semana pasada terminé el libro ¿Demasiado inteligente para ser feliz? de Jeanne Siaud-Facchin, Paidós Ibérica, 2014.
Fue un regalo de cumpleaños que sin duda disfruté, puesto que era un libro que quería leer desde hacía tiempo. Después de haberme acabado “La Maldición de la Inteligencia quise ahondar más en el tema de las altas capacidades y este libro no ha defraudado en ese aspecto -de hecho me ha gustado bastante más que el de Carmen Sanz Chacón.

Al parecer la autora, a pesar de no ser muy conocida en España, es psicóloga e investigadora y una de las mayores expertas en materia de AA.CC en Europa, dándose a conocer con el libro “L’enfant surdoué (El niño superdotado), el cual me consta que de momento no está traducido al español. A lo largo de este relato, Jeanne Siaud nos hace llegar su preocupación por este colectivo muchas veces olvidado, te pone en la piel de los superdotados y te hace partícipe de sus preocupaciones a la hora de evaluarlos y diagnosticarlos. Eso sí, en este caso se centra en el adulto superdotado.

Pros y contras de ¿Demasiado inteligente para ser feliz?

Qué me ha gustado

  • El libro habla desde un punto de vista científico sobre las reacciones, actos y pensamientos de los más capacitados. Conocerás el método WAIS y sus derivados así como aspectos básicos de la neurociencia -muy interesante el apartado que trata sobre las neuronas espejo.
  • Cómo nos hace comprender los miedos y las dificultades que experimentan. “Resulta asombroso, pero es frecuente. Los adultos superdotados pasan a menudo por imbéciles”.
  • Sirve para que aquellos que sospechan que puedan tener altas capacidades se identifiquen y lo vean como algo “normal” dentro de lo diferente. “¿Qué es lo que viene después del diagnóstico?” “¿Y ahora qué hago?”
  • Cómo explica las dificultades que tienen las mujeres con alta capacidad para llevar una vida resuelta y próspera debido a los prejuicios de la sociedad. “El desafío para una mujer superdotada consistirá en abandonar el papel en el que le han encasillado”.
  • La conclusión final en la que Jeanne Siaud desprende humanidad. Hasta ella misma llegó a dudar de la existencia de personas con altas capacidades.

Qué no me ha gustado

  • Hay asuntos en los que me hubiera gustado que profundizara más, como el amor o las parejas de altas capacidades (apenas le dedica 3 páginas). “La alquimia del mismo funciona también para las parejas de superdotados”.
  • Por el contrario, excesiva repetición de asuntos.

Si de verdad os interesa el tema y queréis meteros en este apasionante mundo, unir hilos y explorar, os invito a dejaros atrapar por ¿Demasiado inteligente para ser feliz? Y para acabar, una de las frases que más me llamó la atención de Jeanne Siaud:

¿Cómo pude haber pensado por un instante que la increíble singularidad de esas personalidades no revelaba una realidad clínica demostrada?

Anuncios

La maldición de la inteligencia

La semana pasada me compré, por fin, un libro que venía queriendo desde hacía tiempo: La maldición de la inteligencia de Carmen Sanz Chacón. Escrito por esta reconocida psicóloga clínica, especializada en Superdotación y Altas Capacidades, es ante todo, un manual de concienciación para padres, profesores y educadores (y por qué no, para todos aquellos interesados en el tema).

¿Ser inteligente puede ser un problema?

Esta misma pregunta me ha saltado millones de veces. A menudo los más capaces presentan dificultades de relación y se les diagnostican enfermedades y trastornos. Y es que, aunque la inteligencia no es una maldición, sí puede convertirse en un problema. No haré un análisis exhaustivo del libro -me lo acabé en apenas tres días, he de decir que engancha bastante- para así animaros a leerlo, pero sí destacaré ciertos puntos que creo que la autora quería hacer llegar al lector.

  1. Abrirse a los demás. Con frecuencia los superdotados tienden a aislarse, ya sea por timidez, pereza o por la hipersensibilidad emocional que les caracteriza. Debemos ayudarles a no encerrarse en sí mismos y a ver la riqueza de las relaciones sociales. Los demás no son tan aburridos como estas personas pueden llegar a pensar.
  2. Escuchar se convierte en tu gran aliado: es la mejor herramienta de aprendizaje y socialización.
  3. Pedir ayuda cuando se necesita. No hay peor pensamiento que creer que no necesitas a nadie.
  4. Las niñas y las mujeres con altas capacidades suelen mostrar comportamientos distintos a los varones. Partimos de una sociedad en la que se ha venido exigiendo mucho más a las mujeres, y esto también se refleja entre las más capaces.
  5. Los centros especializados en altas capacidades son casi inexistentes. ¿Por qué decimos sí a las escuelas para los menos capaces y no para nuestros alumnos brillantes?

Pros y contras de “La maldición de la inteligencia”.

En ningún caso mi intención es hacer publicidad de este libro, pero sí me parece importante destacar qué es lo que me ha gustado y lo que no, más allá de lo comentado anteriormente.

Qué me ha gustado

  • La facilidad de lectura y el lenguaje adaptado a todos los públicos, sin exceso de tecnicismos.
  • La preocupación de Sanz Chacón por este tema y su capacidad de ponernos en la piel de este colectivo.

Qué no me ha gustado

  • Gran parte de “La maldición de la inteligencia” puede leerse, de una u otra manera, en el propio blog de la autora.
  • Muy relacionado con el punto anterior, echo de menos más especificidad y entrar más aún en la materia. Por ejemplo, se podrían haber contado casos reales de cómo afecta que tu pareja sea superdotada.

¡Os invito a leerlo y que me deis vuestra opinión!